@jlregojo

Mi foto
@jlregojo (TWITTER) https://www.facebook.com/joseluis.regojo (FACEBOOK)

sábado, 23 de septiembre de 2017

Referéndum en Catalunya: La solución (12)

Aquí va mi propuesta para acabar con el desasosiego en el que vivimos en Barcelona:
1.- Pedro Sánchez presenta una moción de censura contra Mariano Rajoy.
2.- Podemos y los partidos catalanes le votan como presidente.
3.- Puigdemont aplaza la fecha del referéndum hasta las nuevas elecciones españolas.
4.- Pedro Sánchez se compromete con fecha y orden del día a iniciar las conversaciones con la Generalitat para tener un referéndum pactado.
¿Parece sencillo, verdad?

Pues si estáis de acuerdo, compartid esta entrada para que se lea más allá del grupo de amiguetes. Gracias.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

La vida es un pleonasmo


Negra noche.

Sin cita previa,
la miré con mis propios ojos
un lapso de tiempo y
salió afuera.

Sin planes de futuro,
subí para arriba,
volé por los aires y
llegué a los bajos fondos.

Acalorado de calor
avancé hacia adelante.
Me asomé al exterior
y vi su estrella brillante.

Un frío helado,
la sal salada de mis lágrimas y
la melodía sonora de su recuerdo
me llevaron al máximo clímax.

Yo, ciego que no ve,
le volví a repetir:
Ven aquí,
¡cállate la boca!


@jlregojo   #RegEye

domingo, 17 de septiembre de 2017

Referéndum en Catalunya: ¡No votéis! (11)


Esta entrada tiene como objetivo dar publicidad a una opción que no tiene voz estos días de campaña pre-referéndum: la abstención. 


Después de haber escrito diez entradas sobre diversos aspectos del Referéndum de Cataluña, me ha surgido una duda más: ¿Hasta qué punto uno puede ser totalmente contrario a la reacción neofranquista del gobierno del PP y con la misma rotundidad estar en desacuerdo con las formas irregulares en que se ha convocado este referéndum? 
¿Por qué te catalogan de 'fascista' por no estar de acuerdo con las formas y querer abstenerte aunque estés completamente en desacuerdo con la política del gobierno del PP? 

Hoy he hecho una prueba en twitter. He enviado un texto (Insultar als partidaris del NO i de L'ABSTENCIÓ és posar-se al nivell del PP. T'atreveixes a fer RT?) en el que pedía a diversos políticos, organizaciones y figuras representativas del independentismo que denunciasen los insultos a los partidarios del NO y de la abstención, les decía que esos insultos eran equiparables a ser del PP. NINGUNO de ellos lo ha retuiteado. Solo una persona a nivel individual y sin resonancia mediática. Una curiosidad.


Para hacer campaña de la abstención, he escogido un artículo de Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal jefe anticorrupción, miembro de ACNUR y de Federalistes d'Esquerres, y ex eurodiputado de Podemos para que nos dé su opinión publicada el 15 de septiembre en El Español y que transcribo a continuación:

Naturalmente, en el seudorreferéndum convocado en Cataluña para el 1-O, estamos ante una forma de consulta popular prevista en el artículo 92 de la Constitución y regulada por la Ley estatal de 1980 y la catalana 4/2010, que desarrolló el artículo 122 del Estatut de 2006. De estas normas se deducen varias conclusiones taxativas. La convocatoria del referéndum es "competencia exclusiva del Estado", es solo "consultivo" y, en todo caso, según la ley de 2010, que refleja otros preceptos similares, la administración electoral "no puede influir en ningún caso sobre la orientación del voto". Principios desarrollados por el Tribunal Constitucional.
En la Llei 19/2017 reguladora de la consulta ya convocada, el Govern ha obrado, como dice con acierto la Fiscalía, con "una pertinaz, inequívoca e irreversible voluntad de un abierto incumplimiento de dichas normas", incluida la Constitución, en el marco de un "total desprecio" de dicha norma fundamental.
Estamos ante el Gobierno y el Parlamento de una comunidad autónoma que, además, funda sus decisiones, con evidente mala fe, en un supuesto "derecho de autodeterminación" del que sabe que carece, ya que fue proclamado por la ONU en 1960 para impulsar la descolonización de los pueblos sometidos económica y políticamente a las potencias occidentales.
La presente ley, como la de "transitoriedad jurídica", parten y se desarrollan desde un conjunto de manipulaciones y tergiversaciones legales que pretenden construir sobre la "voluntad mayoritaria del pueblo" y la "mayoría muy amplia de este Parlament", lo que es una evidente falsedad si se comprueban los resultados de las elecciones de 2015.
Estamos, pues, ante un Gobierno autonómico que, sin más, se autoconstituye en "sujeto político soberano" que tiene la osadía de imponer, a través de esta ley, "un régimen jurídico excepcional" --una especie de Estado de excepción-- que, según el artículo 3.2, "prevalece jerárquicamente" sobre todo el marco normativo constitucional. Y, desde esta posición, alteran todo el régimen legal en vigor del referéndum. En primer lugar, al someter a votación un derecho, el de secesión de los pueblos de España, que no está contemplado en la Constitución. Al imponer al mismo un carácter "vinculante" que contradice la naturaleza y los fines de esa clase de consulta democrática.
Y dos ausencias fundamentales: no establecer un plazo razonable entre la publicación de la ley y la celebración de la consulta y, sobre todo, dada la trascendencia histórica del objeto de la pretendida consulta, no establecer una mayoría cualificada de participación del cuerpo electoral y otra mayoría, también cualificada, de votos afirmativos respecto de los negativos. Son medidas que constituyen una garantía para evitar o atenuar las graves e irreversibles fracturas sociales que pueden derivarse de decisiones de esta naturaleza. Sobre todo, cuando ya es patente en Cataluña la ruptura de nuestro tejido social y la tensión entre las instituciones públicas.
Es igualmente grave y perjudicial para la convivencia que la citada ley afirme, contra toda verdad, que "las administraciones públicas catalanas han de mantenerse neutrales en la campaña electoral", cuando es patente y obvio que el Govern convocante está violando sistemáticamente la neutralidad a que está obligado a través de los medios públicos que controla por completo. ¿Alguien cree, desde que se anunció el referéndum, que el Govern está actuando con respeto del "pluralismo político y social", de la "neutralidad informativa" y de la "igualdad de oportunidades"? Exactamente, está ocurriendo lo contrario, con una flagrante violación de la legalidad, incluso de su propia legalidad.
Y por si no fuera suficiente, el Govern, desde la restauración de la democracia en 1978, es el primero que crea una administración electoral expulsando a los jueces, que siempre han sido y siguen siendo la principal garantía en el control del proceso electoral. En su lugar, los sustituye por "juristas y politólogos (¿?)" de su confianza.
A esto, algunos lo llaman "democracia". !Qué forma de falsear los conceptos e ignorar la realidad!

Villarejo no es la única persona, desde una perspectiva de izquierdas, que aboga por una abstención en un referéndum que no sigue los parámetros internacionalmente aceptados para que sea legal. Aquí tenéis el texto íntegro de una petición a no votar de un grupo de ciudadanos que podríamos encasillar entre los votantes de izquierda.

Espero que esta serie de entradas dedicadas al Referéndum en Cataluña os puedan servir para aclarar ideas, las mías todavía están confusas.

#SÍALREFERENDUM

@jlregojo      #RegEye


Más sobre el 1-O:

viernes, 15 de septiembre de 2017

Gilimodernidad = Globalización


Paso frente a un edificio al que le están haciendo una 'rehabilitación cromática' cuando yo pensaba que lo estaban pintando. Entro en la cafetería que está al lado y pido un café con leche con una magdalena y salgo habiendo tomado y pagado un 'muffin con latte' en un 'coffee and bakery'. Voy a tirar el recibo a la papelera o a la basura y me veo forzado a tirarlo en un 'contenedor de residuos urbanos'.

¡Y yo sin saberlo! ¡Así nos han vendido la globalización!

¡Larga vida a San Eufemio, 16 de septiembre, patrón de los eufemismos!


@jlregojo    #RegEye

martes, 12 de septiembre de 2017

España va bien (ACTUALIZADO)


El cuadro del Sr. Wert, el ministro de Educación peor valorado de la democracia, nos ha costado 20.000 € el mes de marzo de 2017. Vale lo mismo que uno de los siguientes apartados:

- 100 becas básicas del Ministerio de Educación y Cultura, exclusiva para estudiantes “no universitarios”.
- Los ingresos anuales que no puede superar una familia de 5 miembros que viva en Barcelona para acceder a una beca comedor para su hijo o hija.
- 30 meses (3 años y medio) de prestaciones mínimas contributivas con uno o más hijos.
- 50 meses (4 años) del subsidio de “ayuda familiar” para los parados que carecen de rentas, tienen responsabilidades familiares y han agotado la prestación.
- 50 meses (4 años) del subsidio para mayores de 55 años.
- 50 meses (4 años) del subsidio para mayores de 45 años, sin responsabilidades familiares.

Y así podría seguir para demostrar que España va bien. Si no fuese por ese motivo, no se entendería que el gobierno del PP se gaste esas cantidades en algo tan superfluo, ¿verdad?
Sigue votándoles.


ACTUALIZACIÓN:

El Congreso se ha gastado más de 170.000 euros en los retratos de sus tres ex presidentes


@jlregojo    #RegEye

domingo, 10 de septiembre de 2017

Belleza moral o el gobierno de lo feo


Más que la belleza artística, la belleza moral parece tener el don de exasperar a nuestra triste especie. La necesidad de rebajarlo todo a nuestro miserable nivel, de mancillar, burlarse y degradar todo cuanto nos domina por su esplendor es probablemente uno de los rasgos más desoladores de la naturaleza humana. (Simon Leys, El imperio de lo feo)

Esa belleza moral de la que habló Simon Leys es la que parece ser el enemigo número uno de la ciudadanía española y catalana a tenor de los gobiernos que ha habido en los últimos años: corrupción, fiscales y tribunales a medida, una justicia igual para todos en el papel, pero no su aplicación, la monarquía, referéndums, amiguismo, chulería, violencia de género, burla institucional, currículums falsificados, ...

En definitiva, el gobierno de lo feo.


@jlregojo  #RegEye

Más de Simon Leys:

sábado, 9 de septiembre de 2017

Referéndum en Catalunya: Yo convoco (10)

Esta es la décima entrada que le dedico al Referéndum de Cataluña, las nueve anteriores han servido para que me califiquen de españolista, independentista, ‘botifler’, podemita, ... pero yo soy yo sin mis circunstancias, a nadie le importa lo que yo vaya a hacer el 1-O.

De todo este circo montado entre el Gobierno español y el Govern catalán me han quedado algunas cosas claras:

- El Govern catalán es inepto desde un punto de vista político. A mí, como enseñante, se me exige que intente reducir el fracaso escolar, seducir al alumnado, integrar a todo tipo de alumnado en las aulas: han de ser felices. Todos hemos de estar alegres todos los días del año SIN RECURSOS. Pues bien, ellos, políticos de profesión, tienen la obligación de conseguir sus objetivos (independencia incluida) mediante la integración de todos los ciudadanos, la seducción, la simpatía, alegría y cercanía todos los días del año. ESA ES SU OBLIGACIÓN. Evitando la confrontación. No lo han hecho y por eso les suspendo y les envío al septiembre de unas nuevas elecciones.

- El Gobierno español está apoyado por un partido mafioso y delincuente con un millar de sus cargos electos imputados. ¿Qué hay más bajo y rastrero que ser cargo electo para engañar y enriquecerte? Pues esa es la esencia del Partido Popular. Un partido que sustenta a un gobierno que, tal como dice mi amigo y penalista José Manuel Paredes Castañón en su blog Trazos de aprendizaje y de experiencia, manipula de ‘modo artero el Derecho Penal con fines políticos’ al igual que la Fiscalía. Tanto el Gobierno como la Fiscalía están ‘redefiniendo lo que es una prevaricación, una malversación o una desobediencia, para subsumir en dichos tipos penales conductas políticamente discutibles, pero no delictivas. Y, al parecer (lo iremos viendo), con el beneplácito de jueces y tribunales.’

Atención, ciudadanos y ciudadanas, esto no va de la independencia o no de Cataluña, va de los derechos que tenemos todos y nos están eliminando con la excusa de Cataluña (de la misma manera que ahora se están perdonando todas las multas multimillonarias de los grupos de presión mafiosos que apoyan al PP). Se empezó, como bien recuerda, Paredes Castañón, con ETA ‘flexibilizando’ las garantías propias de un Estado de Derecho, se siguió con los titiriteros, el comando Dixan, los twiteros, el yihadismo y ahora toca Cataluña.

Si dejamos pasar el rodillo autoritario del Partido Popular, si ganan los García Albiol, Maroto, Casado, Fernández Díaz, Celia Villalobos y Rafael Hernando, ¿qué va a ocurrir, a partir de ahora, con la disidencia política pacífica? Ya se intentó con PODEMOS y su supuesta financiación ilegal. Ahora toca reducir a los ‘catalanes’.

Yo no estoy dispuesto a dejar actuar impunemente a un gobierno delincuente, mafioso y tramposo que no sabe resolver un conflicto político pacífico (poner unas urnas) sin recurrir a una represión vergonzante. Quizás si el Govern en lugar de poner urnas hubiese puesto Cajas B, la cosa habría sido diferente. Imaginación, eso es lo que siempre le falta a la política.


NO a la represión, SÍ al diálogo.

Por cierto, mientras escribía esta entrada me ha llegado vía Facebook una interesante reflexión de David Trashumante:

“Y para cuándo un referéndum nacional con la pregunta:

¿Quiere que España sea un estado republicano compuesto por una federación de naciones?”


#SÍALREFERENDUM

@jlregojo      #RegEye


Más sobre el 1-O: